Actualización diagnóstico-terapéutica del síndrome antifosfolípido o de Hughes

Julio Antonio Vila Betancor, Quenia Solís Pérez, Jorge Medina Batista

Texto completo:

HTML
Imagen de portada

Resumen

El  síndrome  antifosfolipídico  es una enfermedad del sistema inmune (trombofilia), que  se caracteriza por la asociación de  los anticuerpos antifosfolipídicos  con trombosis de repetición, abortos o pérdidas fetales  recurrentes  y  trombocitopenia.  Descrito  inicialmente en el lupus eritematoso sistémico, aparece también en personas que no reúnen criterios de alguna enfermedad conocida, por lo que su identificación y tratamiento adquieren gran importancia en personas con fenómenos trombóticos aparentemente inexplicables y en mujeres con abortos y muertes fetales recurrentes sin otra causa reconocible. A pesar de que los fenómenos clínicos que caracterizan a esta enfermedad ocurren frecuentemente, la incidencia  es baja. Por lo que toma importancia, la identificación de los anticuerpos antifosfolípidos mediante ensayos para su
detección.  El  síndrome  antifosfolípido  no tiene cura, pero  pueden prevenirse  los eventos trombóticos corrigiendo los factores de riesgo para trombosis y usando una terapia con anticoagulante oral para el resto de la vida.

Palabras clave:  síndrome antifosfolípidos,  síndrome Hughes,    microangiopatía  trombótica,
anticuerpos antifosfolípidos, anticardiolipinas, anticoagulantes lúpicos.